Consejos para que tus alpargatas sean aún más cómodas si tienes los pies sensibles

ALEJANDRA ZAPE NEGRO

Las alpargatas no son cómodas, son comodísimas. Igual que tomar el sol nos encanta a todos, pero no siempre la piel lo tolera igual. Si has nacido con una piel normal ¡estupendo! Pero si has nacido con una piel delicada debes saber que no tienes por qué renunciar a tus alpargatas. ¡Para nada! De hecho, hay algunas cosas que puedes hacer para que tu calzado preferido sea aún más cómodo si tienes los pies sensibles.

Si la tela te parece muy áspera

Las alpargatas están hechas de un material natural y no sintético. Esto significa que al no estar tan tratados químicamente no muestran las falaces sutilezas del calzado corriente. Si no estás acostumbrada a él, el material de las alpargatas de calidad te puede parecer algo ‘duro’ al principio si tienes los pies sensibles en algunas partes concretas. Para evitarlo o acomodarte rápidamente a tu nuevo calzado, prueba a ponerte un poco de crema hidratante en la piel de las zonas que notas incómodas o crema hidratante suavizante directamente sobre el tejido. ¡Ojo! Solo un poco.

Si tienes la piel atópica

Las pieles atópicas se irritan con facilidad ante prácticamente cualquier cosa. Aunque las alpargatas de calidad se diseñan con materiales naturales, no significa que eso te vaya a evitar algún que otro picor. Puede pasar. Si esto es así, apuesta por las abiertas y las que tienen menos contacto con tu piel en lugar de aquellas cerradas. También te recomendamos que antes de usarlas hidrates tu piel con alguna crema adecuada de manera que puedas fortalecerla antes de exponerla.

Si te encantan con altura

Aunque las alpargatas con cuña suelen ser muy ligeras y al tener plataforma no son nada incómodas, depende de cómo y cuánto tiempo las lleves podrían causarte molestias en la planta del pie por la posición en la que se encuentra. Para evitarlo, existen en el mercado plantillas especificas bastante acolchadas que te lo pondrán muy fácil. Hay distintas marcas y modelos para que pases las horas que quieras con tus alpargatas sin sentir ninguna molestia.

Si te gusta llevarlas cerradas, pero temes las rozaduras

Si te gusta llevar las alpargatas cerradas, pero tienes los pies sensibles y ciertos materiales te suelen dar guerra, puedes probar el truco que dimos anteriormente para las chicas a las que la tela les pudiera parecer un poco áspera. Se trata de poner un poco de crema hidratante en las zonas específicas donde creas que te van a rozar los zapatos, ya sea en la piel o directamente en el zapato para ablandar un poco la zona. Si esto no funciona, también existen en el mercado unos sticks que podrás poner sobre las rozaduras en el momento que salgan para que nada te pare.

En general, puedes aplicar estos consejos para cualquier zapato que utilices ya que no todos los materiales son iguales y, sea como sea, todos son susceptibles de hacer alguna rozadura o causar alguna molestia, por natural o de calidad que sean. Simplemente aplica estos consejos y sigue dando pasos.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on reddit
Reddit

Reader Interactions


Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe ofertas, promociones y nuevos productos para ti por suscribirte a nuestro
Newsletter
¡¡REBAJAS DEL 20% Y 30% !!
Solo por 7 días, ¡no te lo pierdas!
x