Consejos para lucir unos pies sanos

Colección verano Conchisa

En verano es frecuente utilizar sandalias, chanclas y todo tipo de calzado que deje al descubierto nuestros pies. Por ello, intentamos cuidarlos más que en otras épocas del año. La existencia de ciertas patologías, como la aparición de hongos, a veces nos impiden lucirlos como nos gustaría.

¡Toma nota de algunos consejos para saber cómo evitar los hongos en las uñas este verano!

¿Qué son los hongos y qué los produce?

Los hongos, conocidos como onicomicosis, es la aparición de hongos en las uñas. Éstos pueden aparecer tanto en las manos como en los pies. Se trata de una infestación, pues el elemento que nos invade es capaz de verse a simple vista, un hongo o levadura, siendo los más comunes los denominados Trichophyton rebrun y Trichophyton mentagrophytes, aunque no son los únicos pues podemos, incluso, dar con algunos Candidas.

Sus síntomas son fáciles de reconocer: uñas más gruesas, descoloridas y amarillentas. También es común que la piel que la rodea se despegue y que incluso la uña quede mucho más expuesta, estando menos adherida a la piel.

El motivo de esta patología es que se dé una situación prolífica para que estas levaduras se desarrollen en la zona. Esto puede ser tan variado como exponernos directamente a cualquiera de los hongos y se favorece la situación con factores como el exceso de humedad y de calor en la zona, la presencia de heridas abiertas, tener un padecimiento que haga que nuestras uñas crezcan más lentamente, que nuestro sistema inmunitario sea débil o, simplemente, sufrir de mala circulación.

Prevención de los hongos en las uñas

Parte esencial de ese cuidado que todos debemos tener pasa por conocer, en efecto, cuáles son las causas de este problema, es decir, por qué se produce. Es así como fijaremos nuestras de nuestras actuaciones pensadas para protegernos.

Te habrás dado cuenta que, respecto a algunos aspectos, poco o nada podemos hacer. Sin embargo, sí podemos hacer para prevenir que se den algunas situaciones:

  • Acude a un profesional para que te muestre cómo debes realizar el mantenimiento de tus uñas y cúmplelo a rajatabla.
  • No cortes tus cutículas ni otras pieles cercanas a la uña, aun cuando se encuentren duras.
  • Mantén siempre una perfecta higiene que incluya jabón neutro para tus manos y pies y, en el caso de estar afectado, usa el jabón fúngico en ambas extremidades.
  • Seca tus manos y pies, a toques, cada vez que los laves.
  • Lávalos, a su vez, cada vez que sudes.
  • Utiliza chanclas en lugares húmedos, como piscinas públicas, spas o vestuarios.
  • Utiliza calzado abierto a menudo y de tejidos transpirables, y así evitarás sudar y favorecerás la pérdida de humedad en los pies.
  • Cambia tus calcetines tan a menudo como lo necesites para que estos no mantengan la humedad del sudor en los pies.
  • Por supuesto, si padeces de enfermedades como diabetes, problemas vasculares y, en general, patologías relacionadas con inmunodeficiencias, debes hacer inspección regular de tus uñas así como visitar al dermatólogo con la periodicidad que este considere.

¡Cuida tus pies y luce unos pies sanos este verano con Conchisa!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on reddit
Reddit

Reader Interactions


Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe ofertas, promociones y nuevos productos para ti por suscribirte a nuestro
Newsletter
¡¡REBAJAS DEL 20% Y 30% !!
Solo por 7 días, ¡no te lo pierdas!
x