Consejos para elegir la mejor sandalia

Lis Tibet Blanco

El verano es un momento complicado para nuestros pies. Salimos más, sudamos más, nos exponemos más… Todos ello, por supuesto, repercute en la salud de nuestra piel, de nuestros huesos, etc. Por este motivo, consideramos esencial que tengas en cuenta algunos buenos consejos para elegir la mejor sandalia.

Puntos a considerar a la hora de elegir la mejor sandalia para ti

Vamos a ver los que son los 6 aspectos principales a considerar en el momento de ir de compras y elegir una sandalia adecuada.

Material

Materiales hay muchos y elegir uno u otro depende de cantidad de aspectos, especialmente del diseño que busquemos. Por ello, nuestro mejor consejo es que optes siempre, independientemente del material que escojas, por la calidad. De este modo no fallas, compres lo que compres te aseguras de que es bueno para tus pies.

Podemos aconsejarse la piel, la tela suave y el esparto como imprescindibles, aunque, como decimos, esto va en los gustos de cada cual.

Suela

Dentro de tus intenciones, apuesta por la opción de suela más gruesa. Esta debe ser de flexibilidad intermedia, ni muy rígida ni demasiado endeble.

Ya de paso, aprovecha y compra un modelo de sandalia con suela antideslizante. Con zapato abierto nos sentimos mucho más expuestos y torpes así que toda ayuda será poca para mantenernos a salvo.

Planta

Esta es, a todas luces, la parte de mayor importancia pues es sobre la que descansa nuestro pie y, por ende, todo nuestro esqueleto. Piensa que, además, en un zapato abierto no vamos a llevar plantillas, de manera que se vuelven aún más importantes.

Así, no dudes en comprobar que esta es totalmente acolchada y que su forma es ergonómica y se adapta a la forma de tu pie y no a la inversa.

Tacón

Los tacones son peligrosos, no hay más que ver a las pobres modelos en las pasarelas. Y aunque hay quien tiene un don para andar con ellos, lo cierto es que son malos para la salud de nuestro cuerpo y pueden hacernos caer y contusionarnos de manera muy grave.

Huye de los altísimos tacones de aguja; además, ahora ya no se llevan. Lo ideal es llevar una cuñita de suela ancha que nos hace ganar centímetros sin destrozar el pie y logrando, además, una mayor sujeción y, con ello, más estabilidad y seguridad.

Talla

Nunca te dejes guiar por un número. Puede que el fabricante haga las tallas más grandes o más pequeñas o que, aún dando con un zapato de tu longitud de pie, este no se adecúe a otros aspectos como el talón, el ancho o el empeine.

No renuncies al estilo

Por supuesto, nunca renuncies al estilo. Evidentemente, todo lo que hemos comentado te va a llevar a hacerte con unas sandalias sencillas y cómodas, si bien, no queremos, bajo ningún concepto, que renuncies al estilo.

En la actualidad hay cientos de modelos que, además de ofrecerte todo lo anterior, son realmente bellos. Además, si tienes alguna ocasión especial siempre puedes hacer una excepción y ponerte el taconazo si lo deseas, siempre cuidando el resto de aspectos para que, en cualquier caso, tus pies no sufran.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on reddit
Reddit

Reader Interactions


Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe ofertas, promociones y nuevos productos para ti por suscribirte a nuestro
Newsletter
¡¡REBAJAS DEL 20% Y 30% !!
Solo por 7 días, ¡no te lo pierdas!
x