Calzarte y descalzarte: Te contamos cómo hacerlo adecuadamente

zapatillas rosas

Seguramente más de una vez te hayas puesto o quitado los zapatos sin desabrochar por prisa o, simplemente, por pereza. Pero, ¿sabías que esta práctica daña tus zapatos y puede afectar también a tus pies? ¡Te contamos cómo afecta a tus zapatos y a tus pies!

Para empezar, es importante que sepas que el calzado está compuesto por diferentes partes. Una de las más importantes es la llamada ‘contrafuerte’. Esta parte es la que está ubicada en la parte del talón del zapato y es uno de los elementos principales de sujeción. Por tanto, si estamos constantemente forzándolo provocaremos que nuestro calzado se deteriore poco a poco. Tanto la parte trasera del zapato, el resto de elementos que forman del zapato y nuestros pies se verán dañados por un sobreesfuerzo innecesario. Como consecuencia, el pie estará menos sujeto, perderemos estabilidad al caminar y nos exponemos a sufrir cualquier tipo de lesión.

Por todas estas razones es recomendable desabrochar los cordones para ponernos y quitarnos el calzado. Así evitaremos forzarlos y conseguiremos que nuestro calzado esté en buenas condiciones mucho más tiempo.

En el caso de los niños o personas con movilidad reducida, los zapatos con el cierre de velcro son una opción ideal. Este sistema de cierre es sencillo, cómodo y rápido. También existe la opción del calzador. Un utensilio muy poco utilizado pero muy útil. ¿Cuántas veces has intentado ponerte un zapato que casi te resultaba imposible? El calzador, además de facilitarnos la tarea, evitará que forcemos o doblemos cualquier parte del zapato.

Consejos para cuidar tu calzado

Al igual que cuidar tus zapatos es importante, también lo es elegir el zapato adecuado. Invertir en un calzado de buena calidad es invertir en salud. ¿Sabes cómo cuidar tu calzado para que te dure más tiempo?

  • Límpialos periódicamente: Cada tipo de calzado y cada material necesita un cuidado específico. Sigue las recomendaciones del fabricante para que éstos duren en perfecto estado mucho más tiempo.
  • Guárdalos en un lugar seco: Guardar el calzado en un lugar seco es importante para que no se estropee. Además, si vas a guardarlo durante un largo periodo de tiempo, te recomendamos que lo hagas en su caja original para evitar que se deformen.

¿Te contamos un truco? Introduce papel de periódico en su interior si vas a guardar tus zapatos durante un largo periodo de tiempo. Por ejemplo, cuando guardes el calzado de verano. Así conseguirás que cuando vuelvas a usarlos estén en perfectas condiciones.

¿Tienes alguna duda? No dudes en ponerte en contacto con nosotros y estaremos encantados de asesorarte y resolver tus dudas: CONTACTO.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on reddit
Reddit

Reader Interactions


Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe ofertas, promociones y nuevos productos para ti por suscribirte a nuestro
Newsletter